Datos personales

Mi foto
Monzón, Huesca, Spain
"El paisaje cercano lo consolaba tanto como a otros les consuela la religión o la música". Robert Macfarlane, The Old Ways

lunes, 21 de noviembre de 2016

Gallocanta, 19 de noviembre

Aprovechando la reunión anual del Proyecto Life RESECOM (Adopta una Planta) en Gallocanta (Zaragoza) nos rendimos al magnetismo de la Laguna y sus grullas
 Las grullas abandonan en bandadas la Laguna al amanecer para alimentarse en los campos circundantes
 La Laguna presentaba una somera lámina de agua en su parte oriental, que apenas ocupaba una escasa parte de sus 1400 ha
 Grullas sobre nuestras cabezas, al despertar el día
 Campos recién sembrados al SW de la Laguna
 Amanece (que no es poco) con helada
 A las 7 y cuarto ya se han ido todas las grullas de la Laguna
 Estamos a 1000 metros de altitud
 En una planicie rodeada de sierras, a caballo entre las provincias Zaragoza y Teruel
 El mundo cambia con la salida del sol
 Amanecer con neblinas
 Otra estampa al amanecer
 Grullas alimentándose en los campos próximos a Gallocanta
 La grulla (Grus grus). Un ave magnífica, sin duda
 Visita fugaz a la sierra de Valdelacasa, para ver el raro y endémico Erodium paularense, que vive sobre terrenos pizarrosos
 Pizarras y cuarcitas en las parameras de Valdelacasa
 Volvemos a la Laguna (seca en esta parte). El anillo de la zona inundable lo marcan los carrizales y la banda rojiza de Salicornia patula
 Grullas pastando y refrescándose en Los Aguanares
 Al fondo, la ermita del Buen Acuerdo
 Grullas en los Aguanares
 El último censo daba la cifra de más de 9000 grullas en Gallocanta
 Juncales del extremo occidental de la Laguna, cuyas aguas presentan elevadas concentraciones de sales
 Escuchando las explicaciones de Emilio Pérez Bujarrabal, ingeniero de montes jubilado que mucho tuvo que ver en la declaración de protección de la Laguna de Gallocanta. Muy recomendable es su artículo accesible en http://historia.bio.ucm.es/rsehn/cont/publis/boletines/242.pdf
 Grullas posadas y en vuelo
 Rosa micrantha entre los campos que rodean la Laguna
 Arenaria erinacea junto a la ermita del Buen Acuerdo
 Roseta de Salvia aethiopis
 El pueblo de Gallocanta junto a su Laguna, la mayor de la Península Ibérica. Al fondo, la sierra de Valdelacasa parcialmente cubierta con carrascales  (Quercus ilex subsp. ballota) y quejigales (Q. faginea y Q. pyrenaica)
 El paisaje austero de Gallocanta
 Amplios horizontes, silencio solo roto por las aves y los tractores. Hoy no había apenas viento
 Un paisaje aparentemente vacío, pero de indudable fuerza
Grupo de voluntarios y personal del IPE, con un zángano electrónico como invitado (foto: Manolo Bernal)
 El regreso
Parada logística en Daroca

martes, 25 de octubre de 2016

Castillo de Acher, 2.390 m (Pirineo Occidental), 15 de octubre

Íbamos al Bisaurín, pero la nieve caída el día anterior a partir de 2.300 m nos hizo cambiar de objetivo. Y no estuvo nada mal.
 Imagen tomada desde Oza por la tarde, tras regresar de la montaña
 Bruma de la mañana sobre el río Aragón Subordán. Al fondo, el Chipeta Alto
 Estratos en Peña Forca
 Hayedo-abetal ("hayetal", como lo bautizó Víctor) de la Selva de Oza
 Lobaria pulmonaria no falta en la parte más húmeda de los troncos
 Baeomyces roseus en el hayedo
 Sobre el hayedo, al fondo el Rincón de Alano
 Areniscas rojas del permotrías y sobre ellas, las calizas del Castillo de Acher
 Contraluz con cardos y gramíneas en una majada
 Selva de Oza, y cordal de picos desde el Chipeta Alto a la Mesa de los Tres Reyes
 Pico y Agujas de Ansabère, y Mesa de los Tres Reyes algo nevado
 José Mari parece contento con su gorrito
 Rincón de Alano y barranco de Estriviella
 Vaca parda y montes entre Huesca, Navarra y Francia
 "Ralleras" rojas del permotrías y calizas del Cretácico Superior en el Castillo de Acher
 Rhamnus pumila y líquenes sobre roca caliza
 Draba dubia en calizas, 1.800 m
 Cara arriba
 Scutellaria alpina
 Último tramo antes de llegar al collado
 La vaguada cárstica superior del Castillo de Acher, un sinclinal colgado
 Cima a la vista
 El Pic d'Anie o Auñamendi (2.504 m)
 Pic d'Orhi (2.019 m), el dosmil más occidental de los Pirineos
 Soplaba un viento helador
 Un grupo de sarrios
 Panorama desde cerca de la cima
 Destacan el Midi d'Ossau (2.884 m) y, a su derecha, el Balaitús (3.144 m)
 Pic de Sesques (2.606 m). Recomiendo visitar este enlace:
http://www.topopyrenees.com/castillo-de-acher-2390m-par-la-cheminee-ledormeur/
Es una excursión diferente, y tiene fotografías fantásticas y una panorámica desde la cima con los principales picos
 Aspicilia cinerea sobre calizas
 Sierra desde el cercano Bisaurín (2.669 m)  hasta la Pala de Ip (2.783 m) por el este
 Mirando al suroeste destaca la sierra de Alano
 La geología de la zona se las trae: permotrías, calizas, pitones andesíticos ...
 La cima del Castillo de Acher desde el collado oriental
 El Bisaurín
 Víctor mirando al tendido
 Daphne laureola a 2.335 m, su límite superior en el Pirineo aragonés
Dolinas en el sinclinal calizo de Acher
La cima y la sucesión de dolinas
Sarrio rumiando
Carlina acaulis
Un solitario pino negro
Gentiana occidentalis (G. angustifolia subsp. occidentalis), en fruto
Cara norte del Bisaurín
Tres misteriosas cavidades cerca del Bisaurín
Areniscas del permotrías bajando del Castillo de Acher, cubiertas a tramos por los derrubios caídos de la parte superior
La mole del Castillo de Acher a unos 1.850 m de altitud
José Mari mirando vete a saber qué
Contraste entre las "areniscas de Marboré", en primer término y las calizas del Rincón de Alano
Astragalus sempervirens, mata espinosa
Víctor "Homo Chafalatas"
Aquí paramos a comer
Falla en la cara norte del Agüerri, detrás de la muralla que se ve en primer plano
Crocus nudiflorus
Asplenium ruta-muraria
Liquen en calizas (Caloplaca gr. arenaria)
Los colores del Castillo de Acher
Algunas plantas aún en flor en este otoño benigno. Esta, Caltha palustris, es de las primeras en florecer en primavera
Rhamnus pumila crece aplicado al roquedo
Las últimas flores de Horminum pyrenaicum
Vaca parda en las laderas del Castillo de Acher
Parece una verdadera fortaleza
Raíces sobresaliendo en la senda del Castillo de Acher
Mucidula mucida en el tronco de un haya moribunda
Chrysosplenium oppositifolium en un barranquito
Nos volvemos a meter en el bosque
Donde encontramos de nuevo Lobaria pulmonaria en la zona inferior de los troncos, la más húmeda
Y Crocus nudiflorus de nuevo en un pequeño claro soleado
Ha caído parte del ramaje de un abeto, arrastrando consigo al muérdago Viscum album subsp. abietis
En esta imagen aparecen los líquenes Lobaria pulmonaria (izda.) y Lobaria amplissima (dcha.)
La montaña en todo su esplendor vista desde la pradera de Oza