Datos personales

Mi foto
Monzón, Huesca, Spain
"El paisaje cercano lo consolaba tanto como a otros les consuela la religión o la música". Robert Macfarlane, The Old Ways

domingo, 27 de septiembre de 2015

Ordesa, Faja Racón. 19 de septiembre

Espléndido día compartido con miembros del grupo ANSAR de Zaragoza, Manolo Bernal, Daniel Gómez y otros caminantes y amantes de la botánica venidos de Huesca y Jaca.
El objetivo era ver rosales, la mayor variedad posible, por el cañón Ordesa y especialmente a lo largo de la Faja Racón 
La composición del bosque en la primera parte del recorrido queda patente en esta imagen: hayas y abetos como principales integrantes (hayedo-abetal), con boj en el sotobosque. Aquí vemos dos arbolitos muy jóvenes, que han surgido de sendas semillas germinadas en la madera de un árbol caído
 Tras subir unos cientos de metros, nos vemos ya bajo las fantásticas murallas del Tozal del Mallo
 Hongos del bosque húmedo. En el centro de la imagen, Clavaria truncata
 Más hongos sobre un tronco caído
 "Hongo yesquero" del género Fomes
 La umbelífera Sanicula europaea resiste bien la sombra densa del hayedo
 Frutos (disámaras) de arce real (Acer platanoides)
 Llegamos a la zona "gabardera", el contacto entre el bosque y el pie de los grandes acantilados del cañón de Ordesa. En la imagen, Rosa glauca
 En este punto, giramos a la derecha para tomar la Faja Racón, dejando a nuestra espalda el Tozal del Mallo
 Cabezuela fructificada de Crepis pyrenaica
 Bupleurum angulosum (con ejemplares de tallos muy cortos) y Asperula hirta en las rocas calcáreas
 A lo largo de la faja crecen ejemplares muy grandes de pino royo (Pinus sylvestris), que por su tamaño parecen supervivientes de los que poblaron Ordesa antes de su declaración como Parque Nacional en 1918
 Un ejemplar rupícola de Rhamnus alpina
 Pinos "bandera" en las repisas y fajas de los acantilados de Ordesa. Su forma se debe a la caída de piedras
 Un tramo de la Faja Racón, que discurre a unos 1.800 m de altitud
 Ejemplar fructificado de Arabis serpyllifolia
 Llegamos a la zona más rica en rosales, la Mallata Gabarda ("gabardera" es uno de los nombres populares que se aplican a los rosales en Aragón)
 Reseda glauca
 Estamos a 1.820 m de altitud, en un recodo especialmente cálido del cañón de Ordesa. Aquí encuentran su límite altitudinal superior en el Pirineo algunas plantas termófilas, como es el caso de Ononis pusilla
 Rhamnus pumila aplicado al roquedo, con el erizón o carpín (Echinospartum horridum)
 Otra de las termófilas destacadas de la Mallata Gabarda es el té de roca (Jasionia glutinosa)
 Varias especies de rosales en la Mallata Gabarda
 Rosa sicula, úrnula con los sépalos patentes y pedicelo corto y glanduloso
 Rosa sicula, folíolos pequeños con denticulación multiserrada y abundantes glándulas en el envés y también en el pecíolo
 Rosa dumalis subsp. vosagiaca, rosal glabro con pedicelos y sépalos erectos lisos y denticulación foliar simple
 Rosa jacetana, con sépalos erecto-patentes, poro estilar ancho y estípulas con glándulas en la lámina
 Cada uno a su rollo y todos bien entretenidos
 Rosal híbrido, con caracteres intermedios de Rosa micrantha (poro estilar estrecho, glandulas) y R. rubiginosa (sépalos erecto-patentes persistentes)
 Rosa rubiginosa
 Otro ejemplar de Rosa jacetana
 Carduus carpetanus tiene en el Pirineo muy pocas localidades, casi todas localizadas en el Parque de Ordesa y sus proximidades. Es un endemismo con área centrada en el Sistema Ibérico, que bien podría haber llegado al Pirineo Central con el ganado trashumante
 Dos endémicas pirenaicas destacadísimas: Androsace cylindrica subsp. cylindrica y Pinguicula longifolia subsp. longifolia. No tienen los mismos requerimientos de humedad, como puede verse, pero aquí se hallan casi juntas
 Androsace cylindrica subsp. cylindrica (Primulaceae). Su área va desde el Cotiella y Peña Montañesa, pasando por el Castillo Mayor, Ordesa y Añisclo, hasta una localidad en Ansó, más  Gavarnie, ya en la vertiente norte
 Ejemplares de Androsace cylindrica subsp. cylindrica en Faja Racón. 
En la vertiente francesa (Gavarnie) es planta muy rara y localizada, que ha sufrido expolios por su singularidad, desde ser "pescada" con cañas por los botánicos decimonónicos, o recolectada para satisfacer las ansias de los coleccionistas que pagaban por ella, hasta cañoneada y ametrallada por los soldados alemanes alojados en el Hôtel de la Cascade, rabiosos por tener que retirarse al perder la Segunda Guerra Mundial
 Aspecto columnar de las rosetas foliares de Androsace cylindrica
 En Faja Racón se produce la asociación "improbable" de Androsace cylindrica y Jasonia glutinosa
 Insectos atrapados por las hojas pringosas de Pinguicula longifolia
 Otra planta termófila que asciende hasta los 1.800 m en la Faja Racón, Telephium imperati
El Cañón de Ordesa desde la Faja Racón
 Mata de Jasonia glutinosa en la soleada Faja Racón. Al fondo, los acantilados de la Punta Gallinero
 Iniciamos el descenso al Circo de Cotatuero
 Nosotros vamos de vuelta hacia la Pradera
 Ladera bajo, el bosque se va cerrando otra vez poco a poco, primero con ejemplares de Salix caprea y Pinus sylvestris
 Cascadas de Cotatuero
 Ambiente sombrío en el hayedo-abetal y una planta caracteríastica de este ambiente, Luzula nivea
 Tronco caído colonizado por los hongos
 Abetal de Abies alba con boj (Buxus sempervirens)
 En un claro abierto en el bosque a consecuencia de la caída de árboles medra una buena población de Atropa belladona
 Detalle de los frutos tóxicos de Atropa belladona
 Hongo de los conocidos como "patas de rata", del género Ramaria
 La abundancia de madera caída en los bosques de Ordesa favorece su riqueza en hongos
 Más hongos sobre los troncos en descomposición
 Probablemente, Clitocybe gigantea
 Grupo de pequeños hongos xilófagos del género Mycena
Llegamos de vuelta a la Pradera después de pasar un día estupendo en todos los sentidos. Y echamos una última mirada a los acantilados bajo los que discurre la Faja Racón

1 comentario: