Datos personales

Mi foto
Monzón, Huesca, Spain
"El paisaje cercano lo consolaba tanto como a otros les consuela la religión o la música". Robert Macfarlane, The Old Ways

martes, 2 de julio de 2013

Sestrales, 29 de junio

Con las vacaciones recién estrenadas y gracias a una excursión organizada por el Geoparque del Sobrarbe subimos a Sestrales, una loma alargada y acantilada que mira hacia el cañón de Añisclo por una parte y el barranco Airés de Bestué por la otra.
 Lomeando hacia Sestrales, tras partir de Plana Canal a 1.740 m. Al fondo, Tres Sorores y Tres Marías
 La Brecha de Rolando, tajo prodigioso en la caliza fronteriza del macizo de Monte Perdido. A su derecha, el Casco de Marboré (3.006 m)
 Potentilla rupestris vive en pastos pedregosos
 Oxytropis foucaudii, endémica pirenaica
 Uno de los atractivos de la ascensión es asomarse a los abismos del Cañón de Añisclo
 Pastizales de Sestrales. Al fondo, Cotiella y Peña Montañesa
 Ranunculus ruscinonensis vive en cervunales de Nardus stricta
 Infrutescencia de Ranunculus ruscinonensis con una mosca  momificada que seguramente había sido cazada antes por una araña cangrejo
 Acantilados calizos (también con areniscas y cuarcitas) de Sestrales Baja (2.060 m)
 Profusión de tallos, hojas, flores y frutos de Astragalus depressus, más Saponaria caespitosa y Poa alpina en  la cresta de Sestrales recorrida por cabras y sarrios
 Karst de Sestrales con mucha Valeriana tuberosa. Al fondo, Tres Sorores (de izquierda a derecha: Cilindro de Marboré, 3.325 m; Monte Perdido, 3.355 m; y Soum de Ramond o Pico de Añisclo, 3.254 m), más la Punta de las Olas, 3.002 m.
 Contraste entre la umbría florida de Sestrales, en primer plano, y la solana kárstica del Castillo Mayor de Puértolas, al otro lado del barranco Airés
 Cresta cimera y lapiaz de la solana del Castillo Mayor de Puértolas (2.009 m), con los dos árboles solitarios y viejos, un haya (Fagus sylvatica) y un arce (Acer opalus). Vista desde la loma de Sestrales
 Karst de Sestrales, con Lonicera pyrenaica en los riscos
 Sestrales Baja presenta unos extensos e interesantes afloramientos de cuarcitas. Plantas acidófilas, como esta Phyteuma hemisphaericum, detectan fielmente el sustrato ácido
 Cuarcitas en Sestrales Baja, con solitarios ejemplares de Pinus uncinata
 Lomas kársticas y Tres Sorores al fondo. Vimos marmotas, sarrios, cabras, quebrantahuesos, alimoches y buitres leonados. La marmota no lleva muchos años por aquí; a principios de los 90, cuando hice muchas excursiones por estos montes, no la vi en ninguna ocasión
 Otra planta acidófila, Veronica fruticans
 Ramillete de "flor de nieve" (Leontopodium alpinum)
 Puente de piedra o dintel, como se prefiera, en la cuarcita de Sestrales
 Draba dubia subsp. laevipes, aquí en cuarcitas, aunque prefiere las calizas
 Nódulos de sílex en las "calizas de Gallinera"
 Chema Samsó explicando la génesis de los Pirineos en la cima de Sestrales Baja
 Pino negro con azalea de montaña (Rhododendron ferrugineum) en las cuarcitas de Sestrales
 Vertiente noreste en Sestrales Baja, con el puente de piedra en cuarcitas. Al fondo, la Peña Montañesa (2.291 m)
 Sima en las cuarcitas de Sestrales, con Pinus uncinata y Sorbus aucuparia en el borde y Adenostyles alliariae en el fondo
 Pino negro retorcido al borde de la sima cuarcítica de Sestrales Baja
 Karst en calizas arenosas. Al fondo, Castillo Mayor y más lejos, Punta Suelza, Posets y Cotiella
 Androsace pyrenaica tiene en Sestrales su localidad más meridional. Se trata de un endemismo del Pirineo central
 Androsace pyrenaica florece en mayo o principios de junio. El carácter que la diferencia de otras Androsace de porte almohadillado son las pequeñas brácteas (de 1 a 3) que hay bajo la flor
 Scrophularia pyrenaica es nitrófila y vive al pie de roquedos o en cuevas frecuentadas por el ganado o los sarrios. También es un endemismo de los Pirineos
 Linaria supina subsp. pyrenaica, otro endemismo
 Camino de vuelta a media tarde
 Erodium glandulosum prefiere los crestones donde sestean los herbívoros
 Onobrychis pyrenaica es una esparceta propia del Pirineo centro-occidental
 Onobrychis pyrenaica con su quilla característica
Contraste muy marcado entre la vegetación de "mallata" o majada, donde se recoge el ganado, con buen suelo y estercolado, y a su izquierda la cresta pedregosa

6 comentarios:

  1. Envidiable la excursión y admirables las fotos y la información que siempre encuentro en este blog, al que sigo desde el sur de Córdoba. Aunque esas tierras no me quedan tan lejos, siempre subo en vacaciones a nuestro querido Pirineo, y este agosto pondré la base en el camping Los Vives, con toda la familia. Mi modesta aportación naturalista se encuentra en: cuadernodelanaturaleza.blogspot.com.es
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu blog. Enhorabuena, creo que hay un trabajo fantastico en él.
    Antonio

    ResponderEliminar
  3. Fue un día magnífico, me encantó la ruta. Gracias por vuestra paciencia y por transmitirnos tanta información de forma tan amena. Lo disfruté a tope!!!Me han gustado mucho las fotos, así lo he revivido. M.José.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestros comentarios, la verdad es que fue una jornada maravillosa de plantas, piedras y paisajes

    ResponderEliminar
  5. Un día genial!, gracias por tus conocimientos.
    Avisa si algún día sales de caza fotográfica: plantas, insectos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jesús, fue un día genial, como tú dices

      Eliminar