Datos personales

Mi foto
Monzón, Huesca, Spain
"El paisaje cercano lo consolaba tanto como a otros les consuela la religión o la música". Robert Macfarlane, The Old Ways

martes, 4 de diciembre de 2012

Vuelta Jánovas-Albella-Planillo-San Felices de Ara, 1 de diciembre

Mañana gélida que comenzó al salir de casa  en Monzón a -4,8º C a las 7:30 h y se puso más ruda en Jánovas, cuando empezamos a caminar a -7,5 º C. Los dedos (al menos los míos) sufrieron toda la mañana. Pero, a pesar del frío, nos deparó un recorrido muy interesante de unos 12 kilómetros por algunos de los pueblos de la ribera del Ara, el único río del Pirineo aragonés sin embalses, afluente del Cinca
 Té de roca (Jasonia saxatilis) con las mismas telas (¿de un insecto?) congeladas que ya vimos el año pasado en la sierra de Guara
 Puente colgante sobre el Ara, que lleva hasta Jánovas
 Río Ara
Algunos de mis compañeros de caminata cruzando el puente de Jánovas sobre las tablas cubiertas de escarcha
 Víctor fotografía un charco helado
 Tallos de Sedum cubiertos de cristales de escarcha
 Ligustrum vulgare abunda en las orillas del barranco de Las Viñas
 Jánovas tuvo que ser abandonado a la fuerza por las presiones de la compañía eléctrica Iberduero, que tenía la concesión para construir un embalse sobre el río Ara. Hace unos años se abandonó el proyecto definitivamente y las tierras y propiedades están siendo revertidas a los antiguos habitantes que así lo deseen.
Para saber más, http://www.pueblosabandonados.com/2009/07/la-historia-de-janovas.html
 La fuente del pueblo, con dos serpientes entrelazadas
 Una de las calles de Jánovas, que me producen una sensación de desolación 
 Vivienda de Jánovas en proceso de reconstrucción
 Dura helada sobre las ruinas de Jánovas
 Pinturas murales de la iglesia
 Hielo y hojas de Quercus subpyrenaica
 La retama Genista ausetana es frecuente a lo largo del camino que conduce hasta Lacort y Albella
 Claro de quejigal con Genista ausetana. Al fondo, Nabaín o Santa Marina (1.799 m)
 Escarcha sobre las hojas del camino: Sorbus domestica, Quercus subpyrenaica
 El río Ara y un cortado en las margas o "terreros", con la Solana de Burgasé al fondo
 Río Ara desde el puente colgante de Lacort
 Ganado vacuno en la ribera de Fiscal
 El Cotiella nevado asoma por detrás de la Peña Montañesa, desde un ángulo inusual. En primer término, el quejigal instalado sobre las margas eocenas
 Casa Arana de Albella
 Albella tiene 14 habitantes censados
 Fuente helada y diente de león
 Una borda con el Cotiella y la Peña Montañesa como telón de fondo
 Camino de Planillo se divisa el núcleo habitado de San Felices de Ara. Al fondo, el macizo del Cotiella 
 Planillo. Chimeneas con los riscos de los Sestrales reconocibles detrás
 Crucero junto a la iglesia del pequeño núcleo de Planillo, donde viven 9 personas. Pertenece al municipio de Fiscal
 Barranco de la Viñas camino de San Felices de Ara
 El liquen Diploschistes ocellatus sobre roca arenisca
 Planillo se sitúa a 870 m de altitud
 Filigranas de hielo
 Talud margoso y quejigal en el barranco de las Viñas. El quejigo (Quercus x subpyrenaica) tiene hojas marcescentes, que permanecen secas en el árbol durante el otoño y buena parte del invierno
 Hielo en el pequeño barranco de San Felices de Ara
 Una cabra en el barranco de las Viñas
 En San Felices de Ara hay censadas 13 personas
 El tamaño de las chimeneas indicaba el poderío de cada casa
 Escudo en una casa de San Felices
 Saliendo de San Felices hacia Jánovas
 Vacas y terneros pastando en San Felices de Ara
 La Peña Canciás se alza sobre la ribera de Fiscal hasta  los 1.928 m de altitud
 Sobre Jánovas, los prados abandonados han sido colonizados por una impresionante masa de rosales silvestres (Rosa canina)
 Rosales y sus "tapaculos" rojos. En mayo la floración debe de ser como para venir a verla
 Pista hacia Jánovas, todavía con escarcha a las 13 horas
 Llegando de vuelta a Jánovas
 Jánovas y el monte Nabaín, que geológicamente se conoce como "anticlinal de Boltaña"
 Jánovas, sin palabras
 El techo de la nave de la iglesia también ha sido colonizado por la vegetación
 Rosa canina y pequeño "forau" en el estrato vertical de arenisca
 En los últimos metros de la caminata volvemos a franquear el río Ara
 Árboles tumbados por una de las últimas riadas del Ara, al que no sujeta ningún embalse en todo su recorrido desde que nace en el valle de Bujaruelo hasta su confluencia con el Cinca en l'Aínsa, después de recorrer 70 Km
Una última imagen del Ara antes de quitarnos las botas

2 comentarios:

  1. Hola José Vicente, colaboro en una sección sobre blogs de Aragón en la Cadena Ser (una vez al mes) y me ha encantado el tuyo. Me gustaría contactar contigo para hacerte una pequeña entrevista. Te dejo mi mail por si puedes escribirme y pasarme un teléfono donde localizarte. eva.hinojosa@gmail.com (un saludo y enhorabuena por el blog)

    ResponderEliminar