Datos personales

Mi foto
Monzón, Huesca, Spain
"El paisaje cercano lo consolaba tanto como a otros les consuela la religión o la música". Robert Macfarlane, The Old Ways

martes, 25 de diciembre de 2012

Linás de Marcuello-Mirador de los Buitres, 22 de diciembre

Esta vez nos fuimos a la Hoya de Huesca, a poco más de una hora de casa. Cerca de Ayerbe se encuentran Sarsamarcuello y Linás de Marcuello. Desde este último pueblecito nos encaminamos primero hasta la cima del cerro donde se alzan la ermita de San Miguel y la torre de Marcuello, y luego al Mirador de los Buitres por la aérea senda de Os Fils desde la que se disfruta a vista de pájaro del valle del río Gállego hasta los Mallos de Riglos y más lejos, de las sierras zaragozanas de Santo Domingo o incluso el Moncayo.
Luces a primera hora de la mañana en Sarsamarcuello, 746 m, unos 50 habitantes
 Desvío hacia Linás de Marcuello
Escudo con anzuelo y dos peces en Linás de Marcuello. Dos chimeneas humean en la mañana no demasiado fría. Hay una treintena de habitantes censados
Buitre leonado con el lejano Moncayo al SW, como telón de fondo. Por estos montes los buitres se cuentan por decenas cada vez que miramos sobre nuestras cabezas. A esta hora de la mañana vuelan todavía bajo intentando coger las térmicas
 Torre del castillo de Marcuello y su capilla aledaña, emplazados a unos 1.000 m de altitud. Se aprecian por todas partes troncos secos y calcinados, señales del incendio que recorrió estos montes en agosto de 2001
 Restos de la torre construida a mediados del siglo XI, y luego reformada por el rey Sancho Ramírez entre los años 1070 y 1090. Tiene 17 metros de altura
 Vanos en la única pared, muy deteriorada, que persiste de la torre del castillo, con madera todavía visible en algunos dinteles, ¡desde hace casi 1000 años!
 El liquen Xanthoria calcicola sobre las viejas piedras de la torre
 La torre de Marcuello tuvo 4 plantas rematadas por una falsa
 Sombra de la torre de Marcuello en la loma sobre la que discurre el sendero de Os Fils
 Valle del río Gállego (afluente del Ebro) desde el altozano de Marcuello. Al fondo, a la derecha, la sierra del Moncayo
 Hora del almuerzo, un bocado rápido a media mañana
 Buitres leonados (Gyps fulvus)
 Conjunto fortificado de Marcuello y ermita de San Miguel
 Estratos de arenisca y conglomerado al inicio de la ruta de Os Fils (Los Hilos)
 Los mismos estratos con el embalse de la Sotonera al fondo
 En un tramo del sendero vemos el pico jacetano de Collarada, que culmina a 2.883 m de altitud
 Las "rallas" o peñas rezuman agua de las lluvias de estas semanas pasadas, pues se trata de estratos impermeables
 Riscos del macizo de Os Fils y campos de Linás de Marcuello
 Desde el sendero de Os Fils
 Quino, José Mari y Víctor hacia el Mirador de los Buitres
 El matorral de romero, coscoja, boj y enebro se adueña de estos montes tras los incendios
 Seguimos avanzando hacia el Mirador de los Buitres
 Macizo de Os Fils y torre de Marcuello
 Roseta de orquídea y plántulas de la diminuta crucífera Hornungia petraea
 Troncos blanquecinos de sabina negral (Juniperus phoenicea), que no rebrota tras los incendios, sobre dosel de romero, boj y coscoja
 El río Gállego surca la llanura cerca de Murillo de Gállego en los límites entre las provincias de Huesca y Zaragoza. El pino carrasco (Pinus halepensis) domina en las cercanías
 Algunos grupos de cabra blanca celtibérica, raza en peligro de extinción muy adaptada a los hábitats de media montaña mediterránea, recorren incansablemente estos montes donde parecen encontrarse bien a gusto
 Otra imagen de los estratos de Os Fils
 Víctor en lo alto de uno de los riscos cerca del Mirador de los Buitres
Víctor me fotografió a mí en el mismo lugar
 Cabra y cabritillo recién nacido, que tiene que aprender deprisa a manejarse por estos rudos montes
 Rebrote de carrasca y coscoja tras el incendio de hace 11 años. Al fondo, los mallos de Murillo de Gállego y Agüero
 Panel rememorando las escaladas en esta zona, denominada "de los Tornillos" por la forma de sus pétreos torreones
 Cuando llegamos al Mirador de los Buitres aparecen ante nuestros ojos, espléndidos, los Mallos de Riglos
José Vicente en el Mirador de los Buitres
 Las cabras parecen preferir los lugares más expuestos. Como nos contaron luego en Linás, cuando en invierno suben hacia arriba indican buen tiempo
 Los Mallos de Riglos están formados de conglomerados del Miocenosedimentos con cantos rodados de tamaño significativo cementados por grava y arena, que tuvieron su origen en los conos de deyección de cauces que vertían hacia la antigua depresión central del Ebro. Estos depósitos aluviales han sido elevados por plegamientos de las capas inferiores y posteriormente erosionados (fuente, Wikipedia).
Sus paredones, de hasta más de 300 metros, son un reto para los escaladores desde hace décadas. El Mallo Pisón (330 m de pared), en la parte izquierda, está incluso extraplomado
 Panel donde se relata el incendio de Riglos-Linás en 2001
 Un buitre leonado sobrevuela las Peñas de Riglos. Estamos a 1.047 m de altitud
 Uno de tantos árboles abrasados en el incendio
 Hongos (el anaranjado es Tremella mesenterica) y líquenes en la corteza del árbol de la imagen anterior, una carrasca (Quercus ilex subsp. ballota)
 Otro grupo de cabra blanca celtibérica en una repisa del llamado Paredón de los Buitres, sobrevolado constantemente por esas espléndidas grandes aves carroñeras
 El Paredón de los Buitres
 El barranco de los Clérigos se encuentra a la espalda del macizo de Os Fils
 Muérdago (Viscum album) sobre pino albar (Pinus sylvestris)
 Iniciamos el camino de regreso pasado el mediodía. En la imagen, torre y capilla de Marcuello con la Hoya de Huesca al fondo
 Desde el sur, Peña Oroel y montes de las sierras de Collarada-Telera
 Al Mirador de los Buitres también se puede llegar por pista en buen estado desde Sarsamarcuello
 No cesamos de ver buitres durante toda la mañana
 Un pino solitario superviviente del incendio que asoló estas laderas hace 11 años
 Capilla y torre de Marcuello
 Bando de buitres sobrevolando Marcuello
 Quejigal cercano a Linás de Marcuello 
 Escambrón (Rhamnus lycioides), arbusto perennifolio típico de la sarda que sustituye al carrascal quemado
 Romero (Rosmarinus officinalis), muy frecuente en estos montes
 Son cerca de las 14 horas y Víctor Fontán se dispone a dar buena cuenta de su bocadillo "Mar y Montaña" (sardinas con tomate y jamón de York)
Madroño (Arbutus unedo) en flor en un parque de Ayerbe

2 comentarios:

  1. Hola José Vicente, me encantan estas rutas tan bellas que haces, por cierto esta excursión con alguna variante la he puesto en senderismo del Club Montisonense para este invierno. Así que me vienen muy bien tus relatos. Felices Fiestas y un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Santiago, felices Fiestas y mejor 2013 para ti también

      Eliminar